La llamada que no debí contestar

Escribo esta carta para compartirles sobre mi situación. Primeramente deseo contar un poco de mi historia. 

Soy la menor de 8 hijos, este año cumpliré 37 años. Comencé a trabajar de niñera cuando tenía 12 años. Lo hice porque sentía la carga de ayudar a mi padre quien siempre luchaba por nuestro sustento, para la comida y los estudios de sus hijos.

Continúa leyendo